Posteado por: karlaespinozap | noviembre 10, 2009

¿Dinero o Naturaleza?

manglarEl medio ambiente se ha vuelto uno de los temas recurrentes que no pueden escapar de la agenda política nacional e internacional, pero en Costa Rica se ha quedado entre papeles y anuncios televisivos, dónde el presidente Óscar Arias habla sobre el cambio climático en la ONU y en el mismo momento decreta conveniencia nacional la mina de oro Las Crucitas.

Con esa referencia parecierá que el dinero está mas visible que nuestro ambiente, ayer se inauguró junto con el Ministro de la Presidencia Rodrigo Arias, el Ministro de Turismo Allan Flores y la Ministra de Salud María Luisa Ávila, el hotel más grande de Costa Rica, con una capacidad de 701 habitaciones, ubicado en Playa Matapalo de nuestro extranjero Guanacaste, siete pisos que desaparecieron a nuestros manglares.
Quién diría que nuestros gobernantes se preocupan por la naturaleza, si nos devolvemos al pasado, esta construcción tuvo un infinito de problemas, con los empleados.

Será que el país está tan ocupado con la fiebre porcina que están dejando morir a nuestro ambiente.

Para la estudiante de Ciencias Políticas, Marcel Soler este hotel llamado es más que una colosal construcción de las tantas que despedazan el paisaje de la costa guanacasteca; RIU Guanacaste en su afán de tener una “mejor” playa para sus clientes se dio a la tarea de eliminar, desaparecer y enterrar uno de los cuatro manglares de la playa, este se encontraba casi al frente de sus instalaciones.

Manglar-humedal que existía unos meses atrás según la Certificación del Área Conservación Tempisque del SINAC- MINAET de áreas protegidas de Playa Matapalo de Sardinal de Carrillo, identificado como H-03, y que se refiere a los mojones enumerados del Nº 146 al Nº 162 de los cuales han desaparecido misteriosamente junto con la totalidad del manglar los mojones Nº 151, 152, 153 y 154.

Hoy allí lo que encontramos es tierra de relleno, ya que lo vi con mis propios ojos el 1º de noviembre, dónde en algunas partes han puesto una delgada capa de arena para disimular la tierra. Pero algunos mojones siguen allí, dónde plantaron palmeras que crecerán rápidamente y disimularán el desastre que se puede apreciar a simple vista. Y quieren construir dos hoteles más en esa misma playa, dónde el ciudadano común es recibido con un cínico anuncio de RIU que dice “Ayude a proteger la fauna”.

Después ver aquell terrorismo ambiental hablamos con vecinos del área los cuales nos contaron que todo el manglar está enterrado dónde éste debería estar, en una explanada junto al hotel. Asimismo nos contaron que se destruyó poco a poco de una gran roca que estaba en la playa, y se enterró en dicha misma explanada, realizando los sigilosos trabajos en la noche.

Solero considera que Hemos dejado el “desarrollo” en manos de inversionistas extranjeros que poco les importa nuestra gente y menos nuestro ambiente; hemos dejado a Óscar Arias y a los políticos hablar mucho sobre cambio climático para que a la hora de la práctica hagan lo que les venga en gana. Es el momento de decir basta, y acompañar a Guanacaste en su lucha por los recursos naturales, el agua y sus playas.

Por esta razón antes de emitir nuestro voto en estas elecciones próximas, es mejor preguntarse qué es más importante nuestra convivencia con la naturaleza, o el negocio que genera el “turismo” en nuestro país.

Karla Espinoza/colaboración Estudiante Ciencias Políticas UCR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: