Posteado por: ek06 | octubre 31, 2009

Los jóvenes confían en la democracia pero no en los gobernantes

-I Encuesta Nacional de Juventud y percepciones de jóvenes líderes señalan actitud represiva hacia los líderes políticos

 -Escasa participación juvenil puede ocasionar el rechazo total a los modelos democráticos.

Por: Erick M. Jiménez Valverde

Los jóvenes están satisfechos con el modelo democrático que rige las decisiones políticas y económicas de Costa Rica, sin embargo son concientes de que las personas que ostentan el poder en este momento, no han logrado consensuar con los verdaderos ideales de un sistema democrático que garantice el bien común y la solución a los desfases sociales que tiñen de negro a la sociedad costarricense.

Lo anterior quedó demostrado en la I Encuesta Nacional de Juventud, realizada el año anterior y en las percepciones de los jóvenes que ocupan cargos importantes en agrupaciones juveniles de bien social, culturales, políticas y ambientales. 

Las cifras de la Encuesta son contundentes, más del 50% de los jóvenes encuestados no confían en los gobernantes, situación que pone de manifiesto, el desencanto político perpetuado desde los inicios del siglo XXI, donde el nivel de abstencionismo en las urnas electorales escalonó con fuerza.

Esta situación repercute directamente en la baja participación juvenil en procesos políticos, lo que a su vez puede ocasionar el rechazo a la Democracia misma como forma de gobierno.

Por ejemplo, Marvin Salas Mayorga de 23 años formó parte del Partido Acción Ciudadana (PAC), sin embargo al ver que sus propuestas “no fueron escuchadas” y que al optar por una candidatura a un puesto público, la dirigencia se lo negó, el joven decidió marcharse de su partido y encabezar “un grupo organizado de pensamiento comunista”, cuyo fin es implementar modelos de gobierno que han utilizado países como Cuba y Venezuela.

Empero, la mayoría del sector joven del país, a pesar de ese desencanto, considera que no se puede permitir la concentración del poder y que para ello debe existir el principio de pluralismo como base esencial para una democracia ecuánime a los procesos de globalización y mundialización que enfrentan las sociedades modernas.

Así lo defiende Cristian Marrero Solano, quién admitió haber golpeado a la hegemonía de los políticos tradicionales y hoy encabeza la papeleta para regidores del Partido Liberación Nacional (PLN) por el cantón de Oreamuno en Cartago.

“El hecho de que muchas ves no se nos escuche, provoca que en los jóvenes se respire un sentimiento de cambio político en el cuál exigen que se les permita romper esquemas, adoptar nuevas ideologías y ubicar a la democracia en la realidad social y económica del país, más allá de las percepciones utópicas de los gobiernos actuales”, agregó Marrero.

Esta es parte de la perspectiva de la joven politóloga Marcela Piedra Durán, quien relaciona el apego a la democracia con las enseñanzas del sistema educativo costarricense, el cuál la ha constituido como “un valor importante” dentro del régimen político nacional.

No obstante, para la especialista, las múltiples manifestaciones de corrupción, absolutismo y la poca transparencia en las funciones del Estado, provocan que los jóvenes “piensen que cualquier persona que esta participando en política, es corrupta y deshonesta”, percepción que provoca que este sector desista de participar dentro de las estructuras políticas.

Según Piedra en muchas ocasiones, un joven que tenga interés de implicarse en algún movimiento político, busca  a “una persona como ejemplo, pero no la ve”, y a pesar de que han surgido nuevas agrupaciones políticas, “siempre la asocian con algo sucio”.

La apertura de espacios reales de participación y toma de decisiones políticas, donde los jóvenes sientan que sus ideologías son escuchadas, podrían equilibrar su opinión con respecto al sistema democrático y a las personas que se encargan de dirigir los principios de ese régimen gubernamental.

Sin embargo, para Gabriela Gómez, presidenta del Comité Cantonal de la Persona Joven de Alvarado, esos espacios son ínfimos dentro de los “principales generadores de política”, los partidos, quienes aún no definen espacios propios, en los cuáles los jóvenes se conviertan en actores importantes para la toma de decisiones dentro de la estructura partidaria.

Para la encuesta, el sistema democrático podría estar enfrentando posiciones muy dicotómicas y de confrontación en términos de las visiones que ofrece a las personas jóvenes y a las expectativas que genera respecto a elementos fundamentales de la vida social, así como a las posiciones que se derivan de esas valoraciones.

Si bien es cierto, Costa Rica cuenta con un Sistema Nacional de Juventud ejemplar para toda la región, este presenta muchos vacíos en la práctica, principalmente en términos de participación en la toma de decisiones que directa o indirectamente afectan el desarrollo económico, social y cultural de los jóvenes en la actualidad.

Con esta premisa coincide Rodrigo Siles Valverde, integrante de Agenda Joven Universitaria, quien afirmó que “el sistema debe ser más dinámico al llevarlo a la realidad, exigiéndole a las agrupaciones políticas una inclusión real de los jóvenes y posteriormente en el gobierno poder confeccionar los programas para jóvenes desde la visión de los mismos jóvenes”.

En esto Costa Rica, apenas está en pañales…

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: